domingo, 18 de septiembre de 2050




LA CAJA DE FOTOS DE ARTE URBANO DE LOGROÑO... 
2008-2018


Después de diez años, ARTE URBANO DE LOGROÑO se ha convertido en una pequeña cápsula del tiempo  que contiene más de 2.000 fotos del arte y vida de Logroño, son imágenes de la ciudad que cambia todos los días de una ciudad viva y orgánica en la que conviven tradición y modernidad, especulación y conservación…  en un mundo gris caravista.
Este blog lo fui haciendo junto con mi hija Carmen que entonces era pequeña, ella aprendió a observar yo aprendí historias muy diferentes de Logroño. 



PD. Las fotos puedes utilizarlas, pero siempre es de agradecer que me enlaces o me cites.


























 

































.......y también algún video testimonial 








jueves, 20 de febrero de 2020

ReciclArte: otros performances y artes callejeros de Logroño

En la Galería de Arte de la vía pública, iluminada con las luces de las farolas y el tráfico, encontramos los "performances del contenedor". 

Son objetos descontextualizados, de gloria efímera, como alguien diría: "patétícos, poéticos... en su último suspiro".



miércoles, 23 de octubre de 2019

CORREOS o ¿La Ciudad de … quién?


En esta ciudad de los recuerdos derribados y reconstruidas fachadas...

Proyectando la ciudad de Logroño, se habla, se habló de la “ciudad enópolis”, “la ciudad digital”, “la ciudad del transporte”, “la ciudad inventada”, “la ciudad de la justicia”, “la ciudad de la Ciencia y la innovación” de "las artes" … muchas, muchas ciudades ¿pero si en vez de proyectar nos diera por conservar?

Lo que tengo claro es que no se hace más ciudad privatizando un espacio público de todos. Se podía haber decidido la continuidad de Correos o por ejemplo la ampliación de nuestro pequeño Museo provincial, o de la Biblioteca... que también crearían empleos, fomentarían la cultura y/o el turismo. ¡Da mucha pena verlo así!

Conocí el Edificio de Correos a la salida de las clases de párvulos, primero y segundo de la EGB del colegio de Valvanera. Por entonces, especialmente frecuenté su muelle de carga y descarga que tenía un maravilloso tobogán disfrazado de barandilla de piedra. También por entonces, me fascinaba ese buzón leonino que comía cartas, y cuando pude, me asome a él para ver en su interior la cesta metálica donde caían.

Se entraba por una puerta giratoria, que luego se cambió, y recuerdo que entre sus concurridos mostradores de la primera planta tenía a la derecha, la Caja Postal que facilitaba mucho sacar dinero en la mili. Me acuerdo de sus bonitas cerámicas (que acabaron en un contenedor), las enormes y pesadas mesas con patas torneadas con bolas donde siempre había gente rellenando impresos. También, alguna vez, subí al segundo piso donde estaba telégrafos.

Hoy, veo que solo queda la fachada de un solar que ha aguantado un bombardeo, y pienso que éste edificio, como otros que hemos visto caer y alzarse, son un símbolo de los nuevos tiempos: fachadas sin contenidos, postureos arquitectónicos. ¿Así somos, así queremos ser?







miércoles, 19 de diciembre de 2018



POBRE CON CASA A CUESTAS

Ir al trabajo a una esquina céntrica para pedir antes de la 7:30 con la cama plegable para tenerla vigilada. ¡Es un desolador panorama de la vida, que también existe en nuestras calles logroñesas!