domingo, 20 de enero de 2013

Cuando las tormentas llegan al río


2 comentarios:

pacasapena dijo...

Me han mandado una foto del Ebro a su paso por Zaragoza, y casi tapa los ojos del puente de piedra
Saludos

Francisco Espada dijo...

Le solemos perder el respeto a los cauces cuando van bajo mínimos, y se nos olvida que las tormentas los alimenta, y de qué forma; luego nos sorprenden los desbordamientos olvidando que hemos sido nosotros quienes hemos invadido su territorio natural.
Saludos