martes, 17 de marzo de 2015

Pobres (01): "Sin una habitación para reformar"




Parece que nos hemos acostumbrado a los nuevos malos tiempos. Es curioso pasear por el centro y ver a “ los arrodillados”, con caras muy parecidas a las nuestras, vestidos muy parecidos a nosotros,  y con perspectivas hace tres o cuatro años parecidas a las de cualquiera.

La ruleta española de la crisis giró, y tuvieron ellos la mala suerte que los puso como títeres agotados de rodillas en la calle Laurel o delante de los céntricos comercios de Logroño. Los pobres, al menos antes, no era usual verlos de rodillas, se mostraban sentados esperando la piedad sin urgencia. 


La foto de hoy, es una foto de profunda ironía; la entidad bancaria presenta en su cartel publicitario los "Creéditos. Porque crees que necesitas reformar su habitación y creemos que ha llegado el momento de que lo hagas", al pie del cartel, la realidad extrema.


Y es que hoy, la pobreza es urgente y humillante, y nuestra fácil adaptación a ella desoladora.