lunes, 23 de marzo de 2015

Raphael "Entre el amor y desamor"

Ante todo mi mayor respeto al cantante que acompañó mis navidades, desde la TV en blanco y negro a la de color. Raphael siempre me recuerda a mi amigo Carlos y su "tengo el corazón Encarna viva... " (Encarna es su mujer), era una canción que no podía faltar con dos vinos en los San Mateos callejeros.

De todo ello,  han pasado bastantes años y ver este cartel me hace pensar que el tiempo se ha congelado, e incluso retrocedido. Lo malo no es Raphael, ni los gustos musicales, que son cuestiones de cada cual, si no, la posibilidad cada vez más frecuente de quedarnos anclados en nuestro personal pasado dorado, y no construir un futuro con otros referentes más actuales.

Con las ideas, con los derechos parece que hemos retrocedido... ¿con los gustos nos pasa parecido?