lunes, 4 de julio de 2016

Postales de Logroño ficción 07. IES SAGASTA, CON PACIENCIA Y FILOSOFÍA ¡HASTA PRONTO!




(reverso postal)

Queridos compañeros del BUP:

Estos días  cerramos para su reforma, el "Sagasta" de Logroño.

Independientemente del funcional proyecto arquitectónico, del mayor acierto conservador, sus innovaciones, sus defectos... me he permitido con esta postal remozar reivindicativamente esta centenaria construcción y el valor de la educación. Eso sí, en mi proyecto solo hay pintura y un poco de imaginación ¿quizás con esto nos deberíamos conformar?.

Para mí, el Sagasta tiene todo lo demás, es patrimonio arquitectónico, edificio histórico y sobre todo patrimonio inmaterial de Logroño, de los logroñeses y memoria de los estudiantes y claustro de profesores. Los recuerdos, las vivencias, quizás pesen mucho más que el debate de lo que posee y deba conservarse, aun siendo mucho.  Ninguna opinión sobre este Instituto es neutra, lo que cada uno piensa de su futuro  "rehabilitado", viene marcado por la experiencia, los recuerdos y la importancia que cada cual de a la conservación del pasado como bien y legado para el futuro.

Es un edificio que tiene demasiada responsabilidad, y yo personalmente, no me atrevo a definirme, si el camino elegido es el acertado, tengo muchas dudas.

Desde aquí, sólo puedo defender  vagamente mi propuesta de reconstruir su fachada, dejando ver las arrugas de su vejez y de su historia...   Propongo, claro que sí,  los arreglos necesarios, su posterior mantenimiento y una mano de pintura. Conservar la patina del tiempo creo que es más importante que hacer una réplica de lo que es hoy este edificio.  También, para hacer un arreglo completo en su continente añadiría la olvidada filosofía/humanidades que representa el fotomontaje de esta postal que también necesita pertenecer a este instituto y al sistema educativo.

Quizás, nos preocupamos demasiado en el caso del IES Sagsta por su funcionalidad educativa, quizás nos preocupamos muy poco de la enseñanza, cultura, sabiduría, ciencia... que se imparte en este país. El dilema que se plantea es circular: ¿si no somos capaces de valorar la cultura, somos capaces de conservar nuestro patrimonio histórico o cualquier otro, o solo valoraremos su empleabilidad igual que con los estudios?

"Su ¡¡Hasta pronto!!" se nos hará muy largo pero nos lo tomaremos con filosofía y paciencia.

Su reforma seguro que dará para hablar.