sábado, 8 de agosto de 2015

¡¡Qué susto, algo bonito!!

Un ejemplo más como se puede intervenir en el casco antiguo y favorablemente desde muchas maneras.